Semana Santa positiva para la Asociación de la Pequeña Industria de Panadería y Pastelería de PIMEM

Semana Santa positiva para la Asociación de la Pequeña Industria de Panadería y Pastelería de PIMEM

Miquel Torrens, presidente de la Asociación de la Pequeña Industria de Panadería y Pastelería de PIMEM, ha valorado positivamente las cifras de esta Semana Santa. “Hemos notado un crecimiento del 10% de las ventas respecto al año pasado” explica Torrens, tras el fin de unas fiestas marcadas por el mal tiempo en las islas.

“Esperábamos que el mal tiempo nos arruinara estos días, pero ha sido todo lo contrario, hemos notado como un mayor número de personas se acercaba a nuestros establecimientos” asegura el presidente de la asociación.

Panades, Cocarrois, Crespells y Rubiols son las grandes protagonistas gastronómicas de estas fechas en las islas. Estas cuatro típicas piezas mallorquinas han sido las más demandas por el público estos días con especial mención a las panades de carne y de carne con guisantes que según Miquel Torrens “han sido las estrellas por excelencia y las más vendidas”.

“La mona de chocolate es la gran perdedora” según el presidente de la asociación de panadería y pastelería de PIMEM. “Este postre está perdiendo protagonismo año tras año a pasos agigantados, es una pena que se esté perdiendo esta tradición” lamenta Torrens.

Palma ha sido el gran foco en el que se ha centrado este aumento de ventas. Al parecer dado el mal tiempo la gente ha preferido quedarse en la ciudad y pasear por las calles que durante estos días han decidido mantener sus negocios abiertos.  

Sin comentarios

Publicar un comentario