Las pymes cobran a más de 8 días de media por encima del límite legal

Las pymes cobran a más de 8 días de media por encima del límite legal

Las pymes catalanas siguen cobrando en unos plazos superiores a los que marca la ley. Así lo indica un estudio que ha elaborado el Observatorio de PIMEC, bajo el título ‘Plazos de cobro de la pyme catalana por dimensión y por grandes sectores’, que analiza de manera detallada la evolución y el análisis del número de días que las pymes han tardado a cobrar año por año desde el 2009 hasta el 2017.

El informe explica que el problema de los largos periodos de cobro de las facturas se está corrigiendo gracias, entre otros, a la ley 15/2010, que estableció que en el sector privado el plazo máximo tenía que ser 60 días y al sector público, de 30. En este sentido, y de acuerdo con los datos correspondientes a una media anual de 79.160 pymes catalanas, el plazo mediano de cobro en el sector privado durante el 2017 fue de 68,3 días, por lo tanto, por encima del que marca la ley. Aun así, el mismo informe detalla que el 2009 las pymes cobraban a 82,9 días, de forma que en todo el periodo los plazos se han reducido en 14,6 días.

Análisis por sectores

Por grandes sectores, el primario es el que cobra mejor (54,1 días el 2017), mientras que la construcción es la que tarda más a cobrar (93,2 días el 2017). La industria lo hace a 78,4 días, 18 días por encima del límite legal. En cuanto al sector servicios, el plazo de cobro ha pasado de 72,5 a 62 días, una reducción de 10,5 días.

En referencia a los subsectores industriales en el periodo 2009-2017: en la energía, el agua, el gas y el reciclaje, el plazo de cobro ha pasado de 116,6 a 79,4 días, una reducción de 37,2 días; en las industrias extractivas no energéticas ha pasado de 118,3 a 99,9 días, una reducción de 18,4 días; en las industrias químicas ha pasado de 89,6 a 77,4 días, una reducción de 12,2 días; en la metalurgia, maquinaria y material eléctrico ha pasado de 105,9 a 86,9 días, una reducción de 18,9 días; en el material de transporte, la cifra se redujo, pero ha aumentado desde el 2015, para volverse a situar en los 70 días; en la industria alimentaria, el plazo se redujo en 9 días para situarse finalmente a los 60 el 2017; en la industria textil, cuero y confección, se redujo en 27,3 días para situarse en los 71,8; en el caucho, madera y otras industrias, se redujo en 23,5 días para situarse en los 77,1; en el papel, artes gráficas y edición, se redujo en 20 días hasta situarse en los 87,6 días.

En cuanto a los diferentes subsectores comerciales, en el comercio y reparaciones el plazo de cobro entre el 2009 y 2017 ha pasado de 70,4 a 61 días, 9,6 días menos; en el hostelería y la restauración ha pasado de 22,4 a 14,5 días, una reducción de 7,9 días; en el transporte y comunicaciones ha pasado de 89,3 a 86,6 días, una reducción de 2,7 días; en los servicios a las empresas, ha pasado de 100,3 a 88 días, 12,3 días menos y en los servicios a las personas el plazo ha pasado del 46,4 a 38,8 días, una reducción de 7,6 días.

Sin comentarios

Publicar un comentario