La Plataforma Pymes alerta de los graves impactos para el sector inmobiliario y de vivienda de uso turístico que podría suponer el Brexit

La Plataforma Pymes alerta de los graves impactos para el sector inmobiliario y de vivienda de uso turístico que podría suponer el Brexit

La Plataforma Pyme -asociación intersectorial que agrupa a asociaciones y federaciones empresariales, que representan a 2.140.000 de Pymes y autónomos en toda España- en uno de sus documentos de análisis, alerta de los graves impactos que a los que están expuestos tanto el sector el inmobiliario español como el de la vivienda de uso turístico, una vez se produzca el Brexit, consecuencias que se agudizarían si se produce una salida abrupta y sin acuerdo del Reino Unido.

Desde el punto de vista económico, la Plataforma Pymes, considera que el Brexit llevará a un intento de la economía británica de reducir su tradicional déficit por cuenta corriente a través de una devaluación estructural, procurando una ganancia de productividad a través del abandono del exceso de regulación impuesta por la UE y una devaluación monetaria, con una depreciación de la Libra, que ya se está produciendo, que podrá ser compensada en el futuro, una vez que el Reino Unido lograra recuperar una productividad óptima. Además, el Brexit -con acuerdo o sin acuerdo- restringirá, en mayor o menor medida, la libertad de circulación de personas, mercancías, capitales y servicios.

Para la Plataforma Pymes, la devaluación de la Libra y las trabas a la circulación de personas, se podría traducir en un quebranto sensible para el mercado español de viviendas a no nacionales, un sector que era emergente en nuestro país, en especial en toda la costa peninsular y los archipiélagos.

España vende cada año unas 8.000 viviendas dentro de su territorio a ciudadanos británicos, lo que supone el 18% de las 40.000 viviendas que cada año se entregan a compradores no nacionales, lo que aporta una inversión media anual de 1,3 billones de euros, sin contabilizar los ingresos fiscales que suponen estas transacciones. Se trata de una actividad comercial que no se refleja en ninguna estadística como parte del saldo exportador de España, pero que tiene un peso a considerar en nuestra economía.

La “exportación” de estas viviendas tiene importantes consecuencias económicas: añade sesgo positivo al saldo neto de la cuenta corriente + cuenta de capital de nuestra balanza de pagos, por lo que contribuye a la subsanación del déficit de financiación exterior y, por otra parte, supone una contribución al desapalancamiento financiero de la Sareb y del sistema financiero español, lo que permite liberar financiación bancaria, que puede destinarse a otros sectores productivos distintos del inmobiliario residencial, dado que gran parte de la inversión minorista británica en viviendas se realiza con recursos propios o con financiación ajena procedente de entidades financieras no residentes en España.

Estas mismas consecuencias, puede trasladarse al alquiler de viviendas de uso turístico por parte de británicos, cuya ocupación es muy superior al que se produce en cualquier otro estado miembro de la UE.

En este caso, la caída de los flujos procedentes del turismo y del alquiler turístico también penalizaría la capacidad de financiación de la economía española (balanza por cuenta corriente + cuenta de capital), máxime ante la actual caída de la tasa de cobertura de las exportaciones, que se viene agudizando desde el inicio del segundo semestre de 2018, tal y como acredita el cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno en el borrador como en el Proyecto de Ley de los PGE de 2019.

Cualquier restricción a la competencia de este tipo de alojamientos frente a alojamientos turísticos tradicionales, como las que contemplan imponer algunas Administraciones autonómicas, locales y estatales, frente a las que se ha posicionado la CNMC; añadido a la amenaza de un mal acuerdo en el marco del Brexit, supondrían una pérdida de productividad del alojamiento turístico y de la economía española en general.

Para el presidente de la Plataforma Pymes, José Luis Roca, “Un adecuado acuerdo de Brexit o acuerdo bilaterales entre España y Reino Unido, podría suavizar los peores escenarios; pero, en cualquier caso, el sector inmobiliario español y las viviendas de uso turístico, son ámbitos de nuestra economía expuestos a sufrir daños importantes por el menor valor de la Libra y el descenso del número de británicos en territorio español”.

 

DOCUMENTO DE POSICIÓN: https://www.plataformapymes.org/wp-content/uploads/2019/01/Posicionamiento-de-la-Plataforma-Pymes-respecto-al-informe-sobre-planificaci%C3%B3n-de-contingencia-para-la-salida-del-Reino-Unido-de-la-UE.pdf

Sin comentarios

Publicar un comentario