La lucha de egos nos conduce a unas nuevas elecciones

La lucha de egos nos conduce a unas nuevas elecciones

El próximo 10 de noviembre los ciudadanos españoles tienen una nueva cita con las urnas, la cuarta en cuatro años. Una situación que está provocando una “grave inestabilidad” tanto a nivel social como a nivel empresarial. Según el presidente de PIMEM, Jordi Mora, este nuevo proceso electoral se produce por culpa de la “lucha de egos personales y la inmadurez democrática de nuestra clase política”.

“En el mundo empresarial negociar es el pan nuestro de cada día. En el actual mundo político esta palabra parece haber desaparecido” manifiesta el representante de la federación.

La escasa negociación, los egos y la inmadurez son algunas de las razones por las cuales la ciudadanía vuelve a encontrarse con esta “repetitiva” situación. Desde PIMEM no se entiende como la clase política es el único sector que no ha conseguido adaptarse a este nuevo mundo plural.

“El bipartidismo hace tiempo que ha desaparecido, es incomprensible que nuestros gobernantes sigan pensando en esa clave cuando estamos en otro ámbito muy distinto. Deben respetar las decisiones del pueblo. La política es diálogo y negociación y aquí no se ha llevado a cabo ninguna de ellas” asegura Mora.

Preocupa gravemente esta nueva decisión de convocar elecciones ya que esto tan solo genera inestabilidad en el sector empresarial tanto en grandes como en pequeñas y medianas empresas. “Los síntomas de desaceleración sumados a esta continua ingobernabilidad del estado están provocando zozobra en todos los mercados, tanto nacionales como internacionales, y puede afectar a nuevas inversiones” continua Jordi Mora.

Es más, tras conocerse el agujero económico de 177 millones de euros y la “reprogramación” de ciertas partidas del presupuesto por parte del Govern para combatir este problema, el anuncio de unas nuevas elecciones tan solo puede preocupar más si cabe a la federación y a sus asociados.

Esta falta de gobierno además de afectar a los presupuestos también afecta a la negociación de un nuevo y necesario sistema de financiación autonómico y a la aprobación de la mitad del Régimen Especial de las Islas Baleares que contiene las medidas fiscales y que es de suma importancia para conseguir “Una mayor competitividad de las empresas de baleares con el resto del territorio y convertir a las islas en una comunidad atractiva para el desembarco de nuevas empresas del extranjero”.

Sin comentarios

Publicar un comentario