La Asociación de Escoletas de Mallorca ve necesario ocupar las plazas disponibles antes de crear nuevos centros

La Asociación de Escoletas de Mallorca ve necesario ocupar las plazas disponibles antes de crear nuevos centros

La Asociación de Escoletas de Mallorca adherida a PIMEM quiere expresar a través de su vicepresidenta, Antonia Martínez, “su respeto y acuerdo” hacia la decisión del Ayuntamiento de Palma de abrir tres escoletas municipales a lo largo de esta legislatura. Ahora bien, pese a la “no oposición”, Martínez quiere recordar que tanto la Conselleria de Educación, como el propio Ayuntamiento tienen constancia, y así han sido notificados previamente, de que “existen una serie de plazas en los Centros de Educación Infantil Autorizados (CEI) a disponibilidad de la administración pública”.

“Creemos que es necesario crear nuevas plazas. Pero respetando y utilizando previamente las ya existentes” explica la vicepresidenta. De esta manera la asociación quiere reclamar la atención de un ayuntamiento que parece “desoír los consejos de los profesionales que más conocimiento tienen del propio sector”.

Martínez recuerda que en “numerosas ocasiones” se han ofrecido plazas vacantes de los CEI a la administración para que esta las pueda utilizar. “Nosotros no distinguimos entre plazas públicas o privadas, nosotros analizamos el número de plazas totales que se encuentran en la isla. A partir de ahí, vemos que número de localidades desocupadas tienen nuestros centros asociados y dialogamos con la conselleria para que, de la manera más adecuada, los más jóvenes puedan ocuparlas y así recibir la educación pertinente”.

Precisamente, en estos momentos se está realizando una nueva encuesta entre los centros de la asociación para conocer la disponibilidad de plazas.

Esta solución que se propone desde los CEI podría ser además la más económica según apunta Martínez. “Construir nuevos centros cuando hay disponibilidad de plazas equivale a un aumento del gasto absurdo. Si la administración aumentara las ayudas a las familias para que estas pudieran ocupar las localidades de los centros privados, en vez de construir tres centros tan solo haría falta uno”.

Un ejemplo de estas ayudas económicas a la que se refiere Martínez es el Bono Escolar. Una compensación que sirve a las familias para que puedan escolarizar a sus hijos en los centros privados.

Por último, se quiere recordar que desde la Asociación en numerosas ocasiones se ha demandado (además) tanto a la conselleria de Educación como a los Ayuntamientos “que no creen nuevos centros donde ya existen otros. Ya que esto puede generar una competencia desleal”.

Sin comentarios

Publicar un comentario