En plena voracidad recaudatoria, la Diputación de Guipuzcoa se plantea cobrar por circular por la autovía A-636 a los camiones y como novedad también a los coches

En plena voracidad recaudatoria, la Diputación de Guipuzcoa se plantea cobrar por circular por la autovía A-636 a los camiones y como novedad también a los coches

Emulando el sistema de cobro de peajes a camiones implantado por la Diputación de Guipúzcoa en Enero de 2018 en la carretera nacional N-1 y en la autovía A- 15, ahora plantea establecer un sistema similar sobre la autovía A-636, que conecta Beasaín con Bergara, basado en el establecimiento de tres pórticos de control para el pago del peaje en la propia vía,  que como novedad no sólo afectará a los camiones sino también a los vehículos turismos.

La pretensión de la Diputación es poner en marcha este nuevo peaje a lo largo de 2020 o principios de 2021 con unas tarifas que en el caso de los camiones alcanzaría un importe de 6.13 euros por tan sólo 15.5 kilómetros de recorrido, lo que supondría una tarifa hasta un 100% superior a la media de las autopistas de peaje en el resto de España

Una vez más, FENADISMER rechaza la nueva propuesta de implantar un peaje en la autovía A-636, ya que los transportistas, tanto guipuzcoanos como del resto de España, contribuyen sobradamente vía impuestos al mantenimiento de las carreteras guipuzcoanas, como lo demuestra el hecho de que en dicha provincia se suministraron en 2019 más de 800 millones de litros de gasóleo , principalmente procedentes de los vehículos de transporte, lo que supone un porcentaje casi un 400% superior al consumido en otras provincias españolas con una flota de transporte similar a la guipuzcoana. Ello permite a la Diputación Foral recaudar en concepto de impuesto de hidrocarburos en torno a 400 millones de euros anuales, de los que apenas una décima parte destina a mantenimiento de carreteras.

Por otra parte, cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco declaró ilegal en Abril de 2018 el peaje a camiones en la N-1 y A-15 puesto en marcha por la Diputación Foral, y que afecta a los más de 10.000 camiones que diariamente transitan por ambas vías, afectando principalmente a los transportistas de larga distancia que las utilizan como tránsito obligado hacia el resto de Europa. Pese a ser declarado ilegal el citado peaje, por su carácter discriminatorio, la Diputación de Guipúzcoa decidió mantenerlo vigente hasta que el Tribunal Supremo resuelva en próximos meses sobre el recurso de casación interpuesto tanto por el propio Gobierno provincial como por las Juntas Generales de Guipúzcoa, para de este modo mantener los ingresos millonarios que mensualmente recauda de los transportistas, aún con el riesgo de tener que devolverlo en caso de que el Tribunal Supremo finalmente ratifique la nulidad del peaje.

Sin comentarios

Publicar un comentario