El Gobierno de Navarra no prohibirá de momento la circulación de camiones por la N-121 hacia la frontera.

El Gobierno de Navarra no prohibirá de momento la circulación de camiones por la N-121 hacia la frontera.

Como informó FENADISMER en el día de ayer, el Gobierno de Navarra ha venido recibiendo presiones desde diferentes ámbitos políticos y municipales para prohibir la circulación de los camiones por la carretera N-121, que une Navarra con la frontera francesa, estableciendo su desvío obligatorio a la autopista AP-15, actualmente de peaje, lo que supondría además que los 2.500 camiones que diariamente circulan por dicha carretera nacional tengan que hacer un rodeo adicional de 40 kilómetros para alcanzar la frontera.

La N-121 es una vía estratégica por la que transitan diariamente más de 9.500 vehículos de todas las categorías, de las que aproximadamente un 25% son camiones, que utilizan dicha carretera para acceder a la frontera de Irún. Para mejorar su seguridad vial, el Gobierno foral tiene previsto convertirla en una vía 2+1, lo que facilitará los adelantamientos y evitará las colisiones frontales.

Pese a las fuertes presiones recibidas, el Gobierno de Navarra ha confirmado que “de momento” no va aprobar la restricción a la circulación de camiones, sino que va a implantar a corto plazo otras medidas en la citada vía tendentes a mejorar la seguridad vial, como la de limitar a un solo sentido los adelantamientos en los tramos de tres carriles así como la colocación de nuevos radares fijos y otras medidas de vigilancia y control, y en función de los resultados obtenidos, analizar la implantación de nuevas medidas restrictivas.

Las asociaciones navarras de transportistas han valorado positivamente dicha decisión, aunque sea provisional. Así, la asociación navarra TRADISNA, federada en FENADISMER ha manifestado públicamente su agradecimiento, destacando que el sector del transporte en dicha región viene recaudando unas cantidades suficientes (unos 235 millones de euros anuales) para el mantenimiento programado de las carreteras navarras.

En relación a la infundada vinculación entre camión y la siniestralidad vial, las asociaciones navarras de transportistas han destacado los últimos datos del informe de Policía Foral que refleja que los accidentes mortales causados por los vehículos pesados ascienden a 1 en los últimos 4 años. Incluso desde la Policía Foral ya se puso de manifiesto en su día que los camiones “ralentizan la velocidad”, lo cual produce un primer efecto beneficioso en el tráfico como es la ausencia de accidentes”.

De manera adicional en otras carreteras con un índice de accidentalidad con vehículos pesados superior, en las que han sido desviados obligatoriamente sin contar con el sector; se están cerciorando de que el hecho de no tener camiones genera exceso de confianza, distracciones y mayor velocidad de los turismos, con el consiguiente aumento de accidentes mortales.

Todo lo anterior motiva el rechazo a cualquier desvío obligatorio del transporte pesado hacia vías de peaje, en este caso la AP-15, dado que afectan a un sector estratégico y transversal de la economía navarra, que supone un 4,25% del PIB y emplea a 8.800 asalariados y a 3.400 autónomos

Sin comentarios

Publicar un comentario