Cataluña necesita estabilidad política, económica y social

Cataluña necesita estabilidad política, económica y social

Foment del Treball, PIMEC, CCOO y UGT, como agentes sociales y económicos reconocidos en la concertación, y legitimados por la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña como más representativos del ámbito socioeconómico del país, hacen un llamamiento a instituciones, partidos políticos, entidades sociales y económicas, y a la ciudadanía en general a restablecer los espacios de convivencia y cohesión social que faciliten un clima idóneo para el diálogo y la negociación que garantice la estabilidad política, económica y social que Cataluña necesita.

Los agentes sociales y económicos confiamos en que, una vez acabada la vía judicial, la política está obligada a encontrar los mecanismos para resolver la compleja situación en la que nos encontramos y que, lejos de intensificar las tensiones, tiene que reforzar los espacios de convivencia, de diálogo y de legalidad buscando soluciones políticas colectivas y personales, como es el caso de los condenados con penas de prisión.

Entendemos que los partidos políticos tienen que restaurar mecanismos de relación que puedan superar los bloques actuales. El respeto y la cooperación entre las diferentes opciones es imprescindible para una saludable normalidad democrática en el funcionamiento de las instituciones de Cataluña.

La normalidad institucional tiene que permitir responder a las necesidades sociales de la ciudadanía que sufre una grave desigualdad económica. También las empresas necesitan respuestas para afrontar el presente y el futuro de la transformación económica y productiva y las transformaciones estructurales de la digitalización, robotització, transición energética, retos climáticos y retos demográficos. El liderazgo institucional ante estos retos es necesario para mejorar la capacidad de ocupación y de redistribución de la riqueza en la construcción de una Cataluña de progreso y prosperidad.

Recuperar la normalidad institucional tiene que permitir, además, un proceso de negociación entre instituciones para encontrar soluciones progresivamente satisfactorias para las partes afectadas por el conflicto político, puesto que la situación actual perjudica a los intereses de la sociedad catalana y española.

Los agentes sociales y económicos nos comprometemos inequívocamente con el desarrollo de Cataluña, reforzando los espacios de concertación social, el Acuerdo Interprofesional de Cataluña, el Consejo de Relaciones Laborales, el Consejo Rector de la Formación Profesional y el Pacto Nacional por la Industria que son, entre otros, instrumentos de vertebración democrática de las relaciones laborales, sociales y económicas del país.

Sin comentarios

Publicar un comentario